Setup Menus in Admin Panel

  • LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

¿Es posible aplicar las matemáticas para ganar dinero?

Las matemáticas son una rama de la ciencia de las más importantes que cualquier persona puede manejar. Esta te ayuda a calcular cifras y a resolver problemas, que además no ofrece lugar a dudas, ni permite que haya otras teorías que sean válidas.

La única discusión acerca de ellas es si fueron creadas o descubiertas por los humanos, pero eso es algo sobre lo que la ciencia debe debatir. Lo que no es debatible es que las cuentas que se manejan en matemáticas son exactas y eso es algo que en un mundo imperfecto como el humano se necesita.

Sin embargo, a nivel educacional en México sigue habiendo problemas para que los estudiantes puedan controlar las matemáticas desde la base, cuando están en su etapa de aprendizaje, que es cuando lo pueden hacer de manera más óptima.

Un estudio del año 2018 llevado a cabo por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) reveló que seis de cada diez estudiantes no eran capaces de solucionar problemas matemáticos con cuentas con fracciones, decimales o ecuaciones. En total, casi un millón y medio de alumnos aztecas no contaba con las conocimientos que se consideran básicos.

Y no hablamos de estudiantes de primaria, donde todavía queda un gran camino por recorrer, sino en estudiantes de secundaria que tienen la salida al mundo laboral más cerca de lo que pensamos. Muchos de ellos ni si quiera las entiendes y eso es algo muy importante. Un problema que planteó en su día una reforma educativa de la que aún queda para empezar a conocer sus efectos.

estadísticas de logros educativos

Las escuelas necesitan demostrar a futuros trabajadores la importancia que pueden tener las matemáticas para ellos en un futuro. Aunque quizá la mejor manera de hacerlo es mostrar unos ejemplos básicos de personalidades que consiguieron hacerse famosas e importantes gracias a las matemáticas. Y además de la mejor manera posible: ganando dinero.

Cada cual en su sector pero todos logrando beneficios que fueron suficientes para mejorar su nivel de vida. Unos utilizando métodos más ortodoxos que otros, pero siempre desde la legalidad. Algunos de ellos se han ganado el derecho a ser considerados “genios”.

La lotería tiene truco

¿De verdad es tan imposible como piensa la mayoría de la población que te toque la lotería? Lo cierto es que hay más probabilidades de que te atropellen por la calle o de que el avión en el que vas a pasar tus vacaciones se estrelle. En cualquier caso, siempre hay una mínima posibilidad de que ocurra y a ello se agarra la gente para seguir comprando y apostando por sus números favoritos.

Pero en realidad hay un truco matemático infalible. Un graduado rumano quiso poner a prueba la probabilidad de 1 entre 100.000 que hay de ganar la lotería de Navidad y logró llevarse el primer premio hasta en 14 ocasiones.

Lo que hizo este matemático fue calcular todas las combinaciones posibles. Para ver un ejemplo fácil, si en un sorteo se eligen 3 números del 1 al 3 entonces hay 6 combinaciones posibles. Lo que ocurre es que según la estrategia de Stefan Mandel, esto hay que trasladarlo a lo grande y él no apuesta a sorteos donde el premio no esté tres veces por encima del número de combinaciones.

¿Por qué? Porque lo que hace Mandel es llegar a acuerdos con más de 2.500 inversores para comprar billetes de todas las combinaciones posibles. De esa forma se gana seguro y se consiguen ganancias que luego se reparten entre todos los participantes.

Esto significa que de los millones ganados por el rumano no se quedó con tantos como se podía pensar en un inicio, pero lo suficiente como para después de esas 14 veces marcharse a vivir a un destino paradisíaco como Vanuatu, en el Pacífico Sur.

En dos ocasiones llevó a cabo esta estrategia en su país natal y la otra docena de veces lo hizo en Australia. Suerte que no consiguió que le cazaran porque este tipo de prácticas suelen estar perseguidas. Los estados realizan este tipo de sorteos con el objetivo de recaudar fondos y tipos como Mandel no les ayudan en dicha tarea.

Gerald y Marge Selbee

Tampoco ayudaron Gerald y Marge Selbee, un matrimonio estadounidense que regentaba una tienda de tabaco y lotería, a priori inofensiva, pero en cuyo interior se escondían dos mentes privilegiadas en las matemáticas dispuestas a poner en jaque un juego como el Windfall. Esta modalidad que se practica en Michigan consistía en elegir seis números del 1 al 49 y si estos eran agraciados en el sorteo podías ganar hasta dos millones de dólares.

Lo curioso es que también reportaba premio el acertar tres o cuatro, por aproximación, y en caso de que no hubiera acertante en el premio de seis números se destinaba más al resto de posibilidades. Gerald se fijó en ello y decidió realizar un experimento.

Calculó que siempre que no hubiera acertante de seis dígitos, había una posibilidad de 1 entre 54 de ganar con tres números y de 1 entre 500 de ganar con cuatro números. En el primer caso se adjudicaba 5 dólares de premio y en el segundo caso 500, pero una vez que no había ganador principal de seis números los premios se multiplicaban por 10.

Por tanto, los Selbee calcularon cuánto dinero tendrían que gastarse para obtener al menos una combinación ganadora entre los números escogidos. Calculó que por cada 1,100 dólares gastados sumaría 1,900, lo que en mayores cantidades supuso casi doblar beneficios.

La idea les convenció tanto que dejaron su pequeño negocio para dedicarse a buscar inversores y crear una empresa dedicada solo a jugar números a la lotería. Tan solo tenían que comprar muchos décimos y jugarlos en cada sorteo. Poco a poco fueron acumulando hasta llegar a ganar 27 millones de dólares, con los que ya no tuvieron que preocuparse jamás por el trabajo. Un retiro dorado gracias a que sus cálculos dieron su fruto. Todo ello con el enfado que sus acciones supusieron para la administración del estado, pero sin que esta pudiera hacer nada al respecto.

Resolver problemas también se paga

No hay solo un caso de matemáticos de éxito que han sido capaces de aplicar sus conocimientos al mercado financiero para hacerse con grandes cantidades de dinero. James Harris es uno de ellos, un empresario y filántropo que se ha convertido en uno de los hombres más ricos del mundo, llegando a ocupar un hueco entre el Top 100 que elabora la revista Forbes.

El estadounidense también se planteó en su día la pregunta de cómo tener un buen nivel en matemáticas y ahora, a sus 82 años, cuenta como vive de ellas. En una entrevista publicada en el Congreso Internacional de Matemáticas de Seúl de 2014, en Corea, comentaba como las matemáticas le permitieron ganar tanto dinero: “Nosotros estudiamos situaciones para entender la evolución del mercado, recogemos los datos y buscamos cosas que no son aleatorias y que se repiten”.

“Muchos de los trabajos requieren conocimientos de estadística y también de matemáticas. Especialmente en el área de control de riesgo, para medir el riesgo asociado a la compraventa de productos financieros. La gente con formación matemática tiene empleos excelentes en muchos de los campos de finanzas”, afirmaba al hablar del papel de los matemáticos.

Matemáticos deportivos

Otra aplicación de las matemáticas basada en probabilidades la encontramos en las apuestas deportivas. No hace tanto unos científicos de la Universidad de Tokio descubrieron una fórmula infalible con la que ganar dinero a través de las apuestas en línea para fútbol, por lo que posible es. Para ello tuvieron que llevar a cabo muchas simulaciones a través de la creación de un rastreador web, encargado de investigar y encontrar patrones sobre un histórico de 10 años de datos sobre partidos de fútbol. Una proeza frustrada, porque cuando las casas de apuestas se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo les restringieron el uso de sus servicios.

Pero para hacer esto mucho más sencillo solo hay que tomar un ejemplo práctico desde el punto de vista del jugador. Tan solo hay que elegir el partido al que queremos apostar y el mercado idóneo. Para ayudarnos, hay webs que cuentan con calculadoras de apuestas con las que es más seguro realizar nuestros pronósticos, puesto que calcula probabilidades y beneficios, pero para usarlas hay que entender primero cómo funciona esto.

Imaginemos que queremos apostar al ganador de un Athletic – Sevilla. Miramos los momios y comprobamos que la victoria del Athletic se paga a 2.00 por euro apostado, es decir, el operador asume que hay un 50% de probabilidades de que eso ocurra. Por tanto, para un apostador habitual, solo si la probabilidad real de que el Athletic gane al Sevilla está por encima del 50% tendrá sentido apostar a ello. Pero lo que hay que tener en cuenta es que hay momentos en los que las casas de apuestas se ven forzadas a cambiar una cuota porque las apuestas de sus usuarios les obligan a ello.

Puede ocurrir que en este partido muchas de las apuestas del resto de apostantes vayan en favor del Sevilla. Entonces, con el fin de que los jugadores que todavía no se han decidido no opten por seguir la tendencia general y en caso de que gane el Sevilla hacer perder a la casa mucho dinero, lo que hacen es aumentar la cuota del Athletic a 2.20 o 2.40.

Así es más atractiva, pero entonces las probabilidad que le da la casa a esa victoria del Athletic ahora cambia a un 45% y un 42% respectivamente en estos casos. Si la probabilidad real de que el Athletic gane es del 50%, ahora sí que tendría sentido apostar por él.

Resolver problemas también se paga

Esta vía en interesante, pero también hay que mirar desde el otro lado. Los operadores de apuestas y casinos buscan el beneficio de su empresa y por ello preparan bien a sus trabajadores para que ellos les aseguren que esto va a pasar. Los crupieres de casino son fundamentales en esta tarea, ya que en juegos como el blackjack tienen que ser capaces de llevar la cuenta de la baza que cada uno de los jugadores tiene en la mesa, para así actuar en consecuencia con sus cartas.

En juegos como ese, en el que los usuarios compiten contra la banca, los repartidores son como un jugador más, pero que deben tener la capacidad matemática suficiente para contar mentalmente y tomar las decisiones adecuadas en favor de su empresa. Eso también es clave para ganar dinero.

Un método más clásico

Otra opción mucho más clásica reside en ofrecer clases particulares de matemáticas a otras personas que así lo necesiten o lo soliciten. Cada uno aprende a su ritmo y de una manera específica que no siempre coincide con la que la enseñanza obligatoria establece en sus estándares. Por eso hay muchos docentes que acaban optando por ofrecer clases.

Un método más clásico

En estos casos tan solo hay que aplicar las matemáticas con el objetivo de enseñar al que se tiene en frente. Un método sencillo y por lo general poco valorado.

febrero 21, 2020

0 responses on "¿Es posible aplicar las matemáticas para ganar dinero?"

    Leave a Message

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A+
    X